asociacion de vecinos inicio quienes somos qué ofrecemos como asociarse
asociacion de vecinos zaidin campus
 
Octubre
lu ma mi ju vi do
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
buscar
buscar
buscar
cabecera zaidin campus

Galeria Multimedia
EL BARRIO
LA ASOCIACIÓN
LOCALIZACIÓN SEDE
PRESIDENCIA
JUNTA DIRECTIVA
VOCALÍAS
COMUNICACIÓN
CONVOCATORIAS
GALERÍA DE FOTOS
REIVINDICACIONES
Noticias de la Federación
Enlaces
Quiénes Somos
ACTUACIONES Y LOGROS
GALERIA DE IMAGENES
JUNTA MUNICIPAL DE ZAIDÍN
acceso usuarios
entrar
videos
-
audio

boletin

Correo Electronico:

Codigo postal
 
 
blogs
 
asociate
 
 
encuesta
CUANDO CREES ESTARÁ OPERATIVO EL METROPOLITANO??
EN EL AÑO 2012
EN EL AÑO 2013
EN EL AÑO 2014
NO SE TERMINARA
- Ver resultados -

 


 
   
 
LOS PROBLEMAS DEL BARRIO La limpieza, una asignatura pendiente
Es el caso de Sara, que cada mañana se afana en retirar la
basura acumulada en la puerta del salón de juegos donde
trabaja. “A primera hora me encuentro con las dueñas de los
negocios cercanos barriendo también. Es la única forma de
cuidar la imagen del pequeño comercio porque esta zona
siempre está sucísima”, aclara esta zaidinera, que “sin
duda, daría un suspenso” al servicio de limpieza prestado en
el barrio. “En las calles de atrás la cosa empeora: es
imposible pasar por allí por el intenso olor a meado de
perro”, añade.

Uno de los mecánicos que se encuentra en el taller de
enfrente, Manolo, responde a la afirmación “dicen que el
Zaidín es uno de los barrios más limpios de Granada” con una
mirada escéptica que clava en cada una de las zonas en las
que se acumulan envoltorios, papeles y semillas de árboles,
entre otros desechos. No hace falta aclarar nada más, agrega
con ironía. Su observación, como las imágenes de este vídeo,
vale más que mil palabras.


Buzón-papelera sin vaciar desde el cierre de una sucursal
bancaria.
La falta de limpieza ha llegado a tal punto que incluso una
‘papelera’ ha quedado en tierra de nadie. Se trata del buzón
de una sucursal bancaria, convertido en depósito improvisado
de basura, que no se vacía desde que cerró la oficina,
relatan los vecinos. “Más de una vez le hemos dicho al
barrendero que retire su contenido, pero no puede al no
tratarse de una papelera de Inagra”, comenta Antonio López.
“Antes los trabajadores del banco se encargaban de quitar
esta basura, pero desde que echaron el cierre…”, agrega
Santiago Rodríguez.

Ambos vecinos conminan a calcular, por otro lado, las horas
que el frutero, en cuya puerta charlan cordialmente junto a
otros contertulios, pasa barriendo cada día. “Eso no lo ves
en el centro, donde todo está limpio como una patena para
dar buena imagen a los turistas. Pero aquí, a pesar de que
los negocios pagan impuestos como en la Gran Vía, todo está
hecho un asco”, asegura Antonio, cuyas palabras son
confirmadas por el grupo.

“Los barrenderos apenas pasan, pero el cobro de impuestos, a
precio de basura industrial, sí que pasa”, critica José,
otro comerciante obligado a sacar la escoba a diario. Al
igual que este empresario de la avenida de Dílar, los
residentes de la calle Andrés Segovia o las zonas por las
que discurre el trazado del metropolitano se quejan de la
falta de limpieza. En las inmediaciones del Palacio de
Deportes, sin embargo, los zaidieros dan un “aprobado” al
servicio.


La responsable del salón de juegos barre su acera.
Que esta asignatura esté pendiente en la mayor parte del
barrio se debe, fundamentalmente, a la reducción en un 60%
de los operarios de limpieza, como ya se ha denunciado en
alguna ocasión. “Antes solíamos ver más barrenderos, mínimo
dos, uno por cada acera, pero ahora solo hay uno y la
criatura no da abasto”, comenta Antonio.

Esta afirmación es refrendada por uno de los operarios de
limpieza, que ahora tiene que trabajar “el doble por menos
dinero”. “Por la crisis han recortado muchos puestos, a lo
que se suma que no cubren con eventuales, como antes, las
bajas o las vacaciones, ni refuerzan el servicio en fechas
señaladas”, explica este empleado, que ha sufrido, “como
todos, una rebaja del 7%” en su nómina porque, al parecer,
los “amenazaron con echar a otras 100 personas” si no
aceptaban la reducción.

“Estoy desbordado porque lo que antes hacíamos entre dos o
más, ahora lo hace uno. Esto mismo le pasa a mis
compañeros”, lamenta este empleado. Asegura, además, que
todos los días “se quedan partes sin barrer porque no me
puedo multiplicar”.


Los operarios de limpieza se sienten "desbordados".
Para este operario, que prefiere no dar su nombre, resulta
“inexplicable” que la crisis afecte a este servicio, dado
que “a los vecinos y negocios no les han recortado los
impuestos porque estén peor económicamente, con lo cual se
debería contar con la misma cantidad para la limpieza”,
argumenta.

Esta situación no solo afecta a la plantilla por el “exceso
de trabajo”. También se han convertido, explica, en diana de
las quejas. “Nosotros somos los que pagamos por el mal
servicio que se presta. ‘Ahora el barrendero no pasa’ o ‘no
se esmera’, es lo que piensa la gente”, indica mientras
recoge con la máxima rapidez posible la basura acumulada
aquí y allá. Antes de continuar su trayecto, insiste: “si el
ciudadano paga por una cosa, hay que prestarle un servicio
acorde y eso no se está haciendo”.




Introducir Comentario
Título:
Comentario:
Introduzca el código de seguridad correctamente:


 

ASOCIACION DE VECINOS - ZAIDIN-CAMPUS

C/ Chile, 8 - CP: 18007

info@avvzaidincampus.org
- protección de datos -
Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, 
	de las Directrices de Accesibilidad para el 
	Contenido Web 1.0 del W3C-WAI