asociacion de vecinos inicio quienes somos qué ofrecemos como asociarse
asociacion de vecinos zaidin campus
 
Agosto
lu ma mi ju vi do
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
buscar
buscar
buscar
cabecera zaidin campus

Galeria Multimedia
EL BARRIO
LA ASOCIACIÓN
LOCALIZACIÓN SEDE
PRESIDENCIA
JUNTA DIRECTIVA
VOCALÍAS
COMUNICACIÓN
CONVOCATORIAS
GALERÍA DE FOTOS
REIVINDICACIONES
Noticias de la Federación
Enlaces
Quiénes Somos
ACTUACIONES Y LOGROS
GALERIA DE IMAGENES
JUNTA MUNICIPAL DE ZAIDÍN
acceso usuarios
entrar
videos
-
audio

boletin

Correo Electronico:

Codigo postal
 
 
blogs
 
asociate
 
 
encuesta
CUANDO CREES ESTARÁ OPERATIVO EL METROPOLITANO??
EN EL AÑO 2012
EN EL AÑO 2013
EN EL AÑO 2014
NO SE TERMINARA
- Ver resultados -

 


 
   
 
EL ZAIDÍN: INVADIDO POR TIERRA Y AIRE.
Estamos invadidos por aire, con las palomas, y por tierra,
con las cagadas de perro». Esta perla, soltada en una de las
últimas juntas municipales por uno de los vecinos del
Zaidín, resume a las claras el lamentable estado del barrio
desde hace algunos años. La sobrepoblación de palomas y la
falta de civismo de unos pocos vecinos provoca a diario la
acumulación de excrementos en las aceras zaidineras.
Aunque a primera vista la sentencia vecinal pueda parecer
una exageración, el caso ha llegado a niveles preocupantes
en las cercanías del núcleo de viviendas de Santa Adela.
Allí, animales y vecinos se enfrentan en una batalla diaria
por el espacio. De un lado, palomas y perros con su arsenal
de excremento y la connivencia de unos pocos granadinos. Del
otro, vecinos que pueblan ventanas y terrazas con papeles de
colores y discos viejos para protegerlas. «Hay calles que
parecen una feria. Hay tantas colgaduras y tantas palomas
blancas, que parece el día de Andalucía», señala con cierta
guasa Aurelio, un zaidinero ya mayor que denuncia una
situación que parece habérsele ido de las manos a todos.
Una visita a los patios de los edificios cercanos de la
calle Cataluña basta para convencerse de la magnitud del
problema. El lugar se ha convertido en una auténtica
fortaleza para las aves, un paraíso donde construir sus
nidos gracias a unos bloques que disponen de grandes
espacios en sus ventanas y de unos tejados cuajados de
arbustos. Grandes bandadas vigilan desde lo alto de los
bloques, ocupadas en la búsqueda de alimento: «El mal estado
de algunos techados ha provocado que crezcan plantas que son
alimento perfecto para las palomas», señala Carlos, un
vecino de este núcleo de viviendas. «Si no mueves las
persianas en cuatro días, al quinto tienes un nido, con sus
huevos y todo», continúa.
El caso ha traído la desesperación a los zaidineros, que no
saben cómo combatirlas. Mari Cruz y su madre, dos vecinas de
la calle Covadonga, así lo reconocen. «No sabemos qué hacer.
Esto está que da asco. Ya ves las plastas», señalan. A las
puertas de su casa, nada se salva. Suelos, muros, ventanas y
hasta coches aparecen manchados por los restos de estas
aves. «Esta pared la pintamos hace unos meses y ya está de
nuevo como antes y no es lo peor. En aquel bloque quitaron
un tejado por culpa de las palomas», se quejan. La falta de
civismo es la clave tras los problemas ocasionados por las
aves en el Zaidín. «Hay vecinos que compran sacos de trigo y
van por la calle echándolo como si fueran reyes magos»,
señala Mari Cruz. Sobre los causantes de la plaga, no quiere
dar ningún nombre. «Se marcan ellos mismos. En cuanto salen
a la calle, las palomas se les echan encima para que los
alimenten», concluye.
El Ayuntamiento ha actuado alguna vez contra las aves,
aunque de manera tibia, tal y como reconocen los propios
vecinos. «Un par de veces hemos visto a técnicos del
Ayuntamiento construyendo trampas para los animales. Cogen
unas pocas con una red y se las llevan, pero ya está»,
critican. Desde la asociación de Zaidín-Campus han
denunciado la situación y han pedido que se combata con
otras armas. «Hemos propuesto mil cosas, desde trampas hasta
el uso de halcones», explica su presidente, Juan de Dios
Jiménez. «Lo que está claro es que hay que hacer algo con
las aves y con los que les dan de comer», señala.
La misma causa, la falta de civismo, se esconde en el caso
de los excrementos de los canes. Las aceras zaidineras se
han convertido en un auténtico campo de minas para los
ciudadanos del barrio. La precaución llega a ser máxima en
el núcleo cercano al campus del PTS, una de las zonas más
afectadas. Allí, en las calles del entorno de la Avenida de
la Ilustración, los excrementos se suceden uno tras otro
sobre los grandes acerados. «No tenemos nada contra los
animales, pero es evidente que la calle no puede estar así
de sucia. Solo pedimos un poco de educación a los dueños»,
señala Carmen, a las puertas de su casa en la avenida de
Dílar. Aunque el Ayuntamiento ha colocado papeleras y
recogedores especiales de excrementos en el entorno de la
carretera de Armilla, los vecinos piden medidas similares en
esta parte del barrio. «Sabemos que no es trabajo de los
limpiadores, pero necesitamos ayuda». IDEAL ha contactado
con el Ayuntamiento para recabar más información sobre ambas
cuestiones, sin resultados positivos.




Introducir Comentario
Título:
Comentario:
Introduzca el código de seguridad correctamente:


 

ASOCIACION DE VECINOS - ZAIDIN-CAMPUS

C/ Chile, 8 - CP: 18007

info@avvzaidincampus.org
- protección de datos -
Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, 
	de las Directrices de Accesibilidad para el 
	Contenido Web 1.0 del W3C-WAI